Una idea en la que casi todos en los círculos de recuperación pueden estar de acuerdo es que "para siempre" y "nunca" son palabras peligrosas. "Un día a la vez" es un mantra tan extendido porque "nunca volveré a beber"... (Más)