Por lo general, tendemos a dejarnos llevar por los altibajos de nuestra relación romántica. Más que eso: normalizamos los altibajos, ya sea porque tenemos miedo de estar solos o porque no tenemos el coraje de enfrentarnos a nosotros mismos... (Más)