Interesante documental en el que se expone el poder adictivo del azúcar. 

Por casualidad, realizando un experimento, se comprueba que las ratas de laboratorio prefieren el azúcar a la cocaína.